¿Power Walking? ¿Sabes qué es? Sea como sea, seguramente has visto gente practicándolo en parques, playas, espacios abiertos, calles o incluso pasarelas como señala Vitonica.com sin saber que de eso se trata su training.

Esta práctica consiste básicamente en transformar el caminar en un deporte, teniendo como base tres importantes factores: la postura, la constancia y el ritmo. Aunque  pueda sonar algo burdo, en tanto caminar es un acto que realizamos a diario, tiene su ciencia pues la mayoría de las personas da pocos pasos y encima no logra hacerlo correctamente. ¡Así es! caminar poco y mal es algo bastante típico.

La postura
El Power Walking requiere de la mantención de una postura adecuada. Caminar con los hombros hacia atrás, la espalda recta, el pecho bien inflado, abdomen contraído y siempre mirar hacia adelante son las claves.

El ritmo
Respecto al ritmo, éste puede adaptarse a las necesidades y condiciones físicas de cada persona. No obstante, la idea es girar hacia uno de alta intensidad que permita mantener el organismo activo, quemar calorías e incluso tonificar los músculos del cuerpo. El Power Walking es una actividad deportiva menos estricta que el running, y por ende, es ideal para personas que están empezando a cambiar sus hábitos sedentarios por otros más  saludables, independientemente de la edad. Comenzar con 15 minutos, hasta llegar a 60, ese debiese ser el objetivo.

La constancia
De nada sirve hacerlo un día a la semana. Para ver sus efectos a nivel corporal y de salud, es necesario que se transforme en un comportamiento habitual. Basta con practicarlo día por medio, o bien, tres veces dentro de siete días.

¡No olvides la música!
Sobre todo en verano cuando el sol quema y el calor hace difícil disfrutar el deporte. Este es un ejercicio perfecto para acompañarlo con música; concentrarse más en ésta que en las altas temperaturas ayuda a mantener la frecuencia y a sentir cada paso mucho más sincronizado con el cuerpo y la mente.

Ya ves, el  Power Walking no sólo es inspirador, divertido y potente, además sin lugar a dudas, ayuda a cuidar tu salud. ¡Atrévete a practicarlo!