¡Papá, mamá… me aburro! 😲🤯😵 La situación extraordinaria que estamos viviendo muchas familias en todo el mundo debido a los protocolos establecidos por las autoridades para intentar contener la expansión del Covid-19, hacen que resulte difícil conciliar las horas de teletrabajo de los progenitores, con la atención que demandan los niños, así como con la orientación para que lleven a cabo sus tareas escolares a distancia.

👀 En medio de este cúmulo de tensiones y sin la posibilidad de practicar ejercicio al aire libre en las grandes urbes, los expertos deportivos revelan que la clave para que niños y padres se sientan mejor es que practiquen a diario actividad física con un componente lúdico. Desconectar, seguir entrenando y acabar con el aburrimiento y el desconcierto de los pequeños es posible con actividad física. Asi que toma nota porque quizá te sorprendan tanto como a los niños. ¡Comencemos! 

🔹 ¡Choca esos cinco! 👋
Para entrenar piernas y abdomen. Padre o madre e hijos adoptarán una posición isométrica en sentadilla, colocando espalda con espalda. Seguidamente harán giros abdominales para chocar las dos manos en lados alternos. No es tan fácil como parece, pero hace más ejercicio del que crees.


🔹 Superman en acción.
El ejercicio perfecto para entrenar la extensión de piernas. Mientras el padre o la madre está tumbado en el suelo con las piernas flexionadas (rodillas al pecho), el niño se pondrá en plancha con los pies del padre o madre a la altura de su pecho, lo agarrará con las manos (hijo en el aire) y… ¡a volar! Este les suele resultar especialmente divertido. Cuidado con el peso de algunos pequeños, pues las lumbares pueden sufrir más de la cuenta.


🔹 Bailemos al son de «zumba» 🎶
La música alegra el alma y tanto a niños como a mayores les encanta. De hecho, suele ser una buena técnica para compartir gustos musicales en familia. ¿Aún no sabes cuáles son las canciones favoritas de tus hijos? ¿Por qué no darle al «play» y dejarse llevar? Las risas están aseguradas, lograremos desconectar y a los niños les encantará. Además, el baile puede llegar a quemar hasta 600 calorías por lo que es perfecto para la salud.


🔹 Flexilibrio.
Mientras el padre o la madre se tumban en el suelo para hacer flexiones (con las rodillas apoyadas, si el hijo pesa mucho), el niño se sentará en la espalda del padre o de la madre y mantendrá el equilibrio mientras hace el mayor número de flexiones posibles.

🔹 Super sentadilla.
Montamos a nuestro hijo sobre nuestros hombros (prueba primero con el peso del niño, pues no con todos resulta adecuado) y realizaremos sentadillas mientras ellos nos cuentan las repeticiones. Podemos pedir que nos las cuenten en inglés y así podremos ir practicando idiomas con ellos de una forma divertida.