Sí, porque hoy 21 de Diciembre comienza oficialmente el verano queremos contarte sobre los mejores deportes para realizar en esta calurosa estación. Estar en buena forma y disfrutar del sol es posible.

El periodo vacacional es un momento ideal para descansar del ejercicio habitual que practicamos durante el resto del año y probar nuevos aires. Además de los clásicos veraniegos como el surf, buceo o voley playa, hay algunas actividades sencillas que pueden encantarte.

Natación
Las piscinas y las playas suelen ser muy concurridas durante el verano, ya que ayudan a refrescar el cuerpo. No obstante, también sirven para realizar ejercicio. Nadar es un deporte simple que muchos pueden practicar, incluso quienes presentan problemas como artritis o artrosis. Las mujeres embarazadas también se benefician un montón con el nado ya que el peso de un cuerpo se reduce a su 10 por ciento al estar sumergido en agua; esto torna el ejercicio mucho más liviano. Los beneficios de la natación son musculares (mejora la flexibilidad, la fuerza y la resistencia) pero también cardiovasculares.

Si vas a nadar en mar abierto, toma medidas de seguridad básicas para no sufrir ningún accidente. Pone atención a las banderas playeras para saber el estado del mar y no bañarte si existe restricción, no te alejes demasiado de la orilla, utiliza calzado adecuado si estás en arena rocosa, entre otras.

¡Combatir el calor con ejercicio, qué mejor!

Fútbol Playa
Porque no sólo el Voley Playa la está llevando… ahora también el fútbol. No debes ser experto sólo tener las ganas. Verás cómo además de divertirte, tu cuerpo trabaja y agradece el ejercicio.

Este entretenido deporte nace en las playas de Copacabana (Brasil) durante los años 70, viéndose por esa fecha los primeros balones de fútbol tocar la arena.  En 1992 se crearon las Reglas de Juego para el primer campeonato disputado en Los Ángeles y en el año 2000 se creó la organización Beach Soccer Worldwide, que defiende y fomenta el crecimiento de esta disciplina.

Ves que efectivamente es una actividad deportiva… pero no te preocupes, puedes jugar y cuidar tu organismo.

Patinaje
En verano gusta salir a la calle dada la energía del sol. Una de las formas más divertidas de hacerlo es sobre ruedas. Patinar, aunque requiere un esfuerzo similar al de salir a correr, puede resultar más ameno y, al no contar con una equipación muy pesada, se hace más agradable para afrontar las altas temperaturas. Se puede patinar en cualquier superficie lisa, ya sea de asfalto, cemento o parqué.

Es una actividad que, aunque puede realizarla prácticamente todo el mundo, requiere cierta preparación para evitar posibles lesiones utilizando la protección básica, como rodilleras, coderas y casco. Una vez conocidas las nociones básicas, los beneficios del patinaje son diversos: mejora los músculos del cuadro inferior, la resistencia aeróbica, el sentido del equilibrio o incluso los reflejos. ¡A patinar se ha dicho!

Senderismo
Porque como ya sabes, caminar es una de las formas más simples de hacer ejercicio para tonificar los músculos y ayudar al corazón a trabajar cumplir saludablemente sus funciones. El Senderismo puede ser una alternativa excelente para seguir dando pasos acompañado de hermosos paisajes naturales. Una forma maravillosa de deleitarse estando en movimiento.

Debido a las altas temperaturas de la época estival, es recomendable practicarlo en las primeras horas de la mañana o en las últimas horas de la tarde. Independientemente de esto último, siempre es recomendable hidratarse y equiparse correctamente con gafas, gorras y protector solar.

¡Running!
¿Qué mejor que despertar con el bello sol de verano y salir a trotar antes de comenzar el trabajo? ¡Una rutina que se abre cargada de rica energía! Si eres de los que busca más movimiento, el running es lo tuyo. Muchas personas se animan a practicar ejercicio al aire libre en verano y ésta es una buena opción que no requiere grandes inversiones.

La gran ventaja de correr es que se puede hacer en casi cualquier parte. Protégete de los rayos ultravioleta, toma agua suficiente, ¡y listo!

¿Te motiva alguna de todas estas posibilidades? ¿Tal vez más de una? Entonces qué esperas para disfrutar del verano haciendo ejercicio.