Aunque compatibilizar la actividad física con las extensas jornadas laborales parece imposible, los beneficios que trae realizarlo mejoran no solo físicamente a las personas, sino que las ayuda a rendir de mejor manera dentro de la empresa.

Una mala alimentación en conjunto con una vida sedentaria muchas veces nos gana la batalla en nuestra lucha por tener una más vida más sana llevándonos a padecer problemas de salud como  la obesidad.

En Chile no tenemos muy buenas noticias en cuanto a este tema, ya que, según los últimos datos publicados por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) muestran que el 74% de la población adulta en Chile sufren sobrepeso u obesidad. Eso sitúa a Chile en el país de la OCDE con más alta tasa de obesidad y sobrepeso, por encima de México (72,5%) y Estados Unidos (71%).

A pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos entre 18 y 64 años “dediquen al menos 150 minutos semanales a la actividad física aeróbica de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana”, es una misión que no siempre resulta.

Hacer coincidir la vida laboral, personal y deportiva es una cuestión difícil de concretar. La falta de tiempo libre, el exceso de responsabilidades o las largas distancias que separan domicilios de gimnasios y áreas deportivas o del lugar de trabajo, son algunos de los factores que dificultan la realización de actividad física. Pero lo que pocos saben es que compatibilizar el deporte con el trabajo, ayuda inmensamente a la productividad laboral.

Según un estudio español, que analizó el efecto de la actividad física en la productividad laboral y bienestar, los participantes que realizaron ejercicio, manifestaron mayores niveles de satisfacción con la vida y con el trabajo, percibiendo un menor grado de estrés y mejorando su rendimiento laboral, comprobando que la práctica del deporte ayuda positivamente en la productividad de la empresa.

Premiando el deporte

Introducir hábitos saludables en el entorno laboral, como lo es la alimentación saludable y el ejercicio físico, no sólo mejora el bienestar de los colaboradores, sino también el rendimiento corporativo. Es por esta razón que surge VivoSalud, aplicación para móviles que potencia la calidad de vida en empresas teniendo como eje central el fomento y premiación de la actividad física.

Está comprobado que tomar medidas contra el sedentarismo aporta innumerables beneficios a los equipos de trabajo. El hecho de llevar una vida activa, mejora la salud, por ende, disminuyen los riesgos de morbilidad y/o psicosociales al interior de la empresa.

Nuestra app está diseñada para impulsar cambios de hábitos de forma lúdica y dinámica, motivando la generación de una cultura organizacional positiva, enfocada en la salud y el wellness.

Con VivoSalud, cuidarse resulta entretenido y motivante. Los colaboradores pueden identificarse con dicha cultura, generando pertenencia, elemento fundamental para que el compromiso aumente.

Las empresas ven la retención del talento como un elemento fundamental para lograr sus distintos objetivos. A partir de él, todos sus esfuerzos pueden materizalizarse en resultados efectivos para el negocio. En este sentido, el ejercicio, y la vida saludable en general, funciona a modo de herramienta que aporta mucho.

La app entiende que colaboradores activos y sanos, implica equipos felices, motivados y enérgicos en su trabajo. Los efectos de sentirse bien permiten que las actividades del cotidiano, como el trabajo, puedan ser asumidas con actitud positiva.