Eliminar la grasa abdominal en pocos días no es algo real, y eso lo sabemos, sin embargo, bajar el volumen del vientre sí es posible en al menos 60 días.

La grasa abdominal no desaparece en dos días de ejercicio o dieta. Ni siquiera en un mes, para eso, necesitamos un buen plan elaborado por un especialista en la materia y, por encima de todo, llevar a cabo cada paso cuidando de nuestra salud.

Este objetivo no es solo para mejorar nuestro aspecto físico, sino también para evitar cualquier riesgo asociado a la obesidad, como pueden ser los infartos, la diabetes y el incremento de los triglicéridos.

Si combinamos una rutina de ejercicios con una alimentación equilibrada conseguiremos reducir la grasa en la zona del abdomen, además de cuidar de nuestra salud en general.

Claves para derrotar la grasa

1. Ejercicios por intervalos 2 veces al día

Saltar la cuerda y hacer flexiones en 5 minutos durante un ritmo bajo, te ayudarán y para finalizar, continua con abdominales sencillos presionando bien tu zona baja de la barriga.

2. La importancia de mantener una postura erguida

Cuando te sientes, procura mantener siempre la espalda recta.
Al caminar, evita que tus hombros se proyecten hacia delante o que tu cuello se incline.
Levanta la barbilla, pon los hombros y la espalda recta y descubrirás cómo esta postura te confiere una actitud más positiva y enérgica.
También tu abdomen se verá beneficiado de este adecuado esquema corporal.

3. El ejercicio del puente boca abajo

Es un ejercicio sencillo. No te sentirás agotado cuando lo practiques, ya que no es complicado y, sin embargo, a medida que se haga habitual en tu día a día, puede resultar una rutina beneficiosa.
El ejercicio del puente boca abajo se basa en apoyar las manos y los pies en el suelo.
Algo así obliga al abdomen a hacer el esfuerzo de sujetarnos y estabilizarnos, hay una tensión y una resistencia que deberás mantener durante 2 minutos.
Anímate a practicarlo 3 veces al día.

5. Sí a las frutas y  verduras de color morado.
Todos aquellos alimentos de tonalidad morada son ricos en antocianinas, un tipo de antioxidantes que ayudan a regular nuestro metabolismo y, de la misma forma, controlar el nivel de grasa en nuestro cuerpo.
Los alimentos pueden servirte son: uvas, berenjenas, arándonos, betarraga.

6. Piensa los alimentos ácidos grasos monoinsaturados
Los alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados son recomendables para «atacar» la grasa abdominal. Además, favorecen nuestra salud cardiovascular, ya que son saciantes y muy energéticos.
¿Quieres algún ejemplo de ellos?
Paltas, aceite de oliva, aceite de coco, salmón, frutos secos (nueces y pistachos)

7. Sí a los alimentos ricos en fibra insoluble para combatir la grasa abdominal.

La fibra vegetal nos va a ayudar a sentirnos saciados y a no tener que picar entre horas. Asimismo, nos ayuda a reducir el colesterol malo y combate el estreñimiento. Vale la pena empezar a introducir un poco más de fibra insoluble en nuestra dieta.
Para obtenerla, no dudes en consumir:
Vegetales (brócoli, acelga, zanahorias crudas, espinaca cruda, espárragos, remolachas, alcachofas, calabazas)
Legumbres (lentejas, garbanzos)
Cereales (avena, centeno)
Frutas (manzanas, plátanos)