Aunque sabemos que comer determinados alimentos pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, muchas veces se nos es difícil cambiar los hábitos de alimentación. Ya sea porque llevamos varios años comiendo de forma poco saludable o que solo queramos ajustar la dieta.

Una dieta equilibrada tiene efectos muy positivos sobre nuestra salud, sobre todo la cardiovascular. Además, hay ciertos alimentos con muchas propiedades beneficiosas para el corazón. ¿Quieres conocerlos?

✔️ Nueces. Es un alimento perfecto para prevenir y cuidar problemas cardiovasculares gracias a sus altos niveles de ácidos grasos Omega-3, que protegen el corazón. 
✔️ Brócoli. Alto en ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K, antioxidantes.
✔️ Chocolate negro. Ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias y evita que los leucocitos se peguen a las paredes de los vasos sanguíneos.
✔️ Fresas. Contienen flavonoides, que contribuyen a dilatar las arterias, protegen el endotelio (la capa interior de los vasos sanguíneos) y controlan la tensión arterial.
✔️  Té verde. Una o dos tazas al día contribuyen a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que ayudan a disminuir los niveles altos de grasa en la sangre.
✔️ Aceite de oliva. La ingesta diaria de aceite de oliva ayuda a proteger la salud cardiovascular gracias a su composición en ácidos grasos y por sus antioxidantes.
✔️ Salmón. Ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos e incrementa la fluidez de la sangre, al mejorar la elasticidad de las paredes arteriales.
✔️ Legumbres. Diferentes estudios avalan que sus proteínas de excelente calidad y su poca grasa favorecen unos saludables niveles de colesterol en sangre.

También te nombraremos otros tips para que mantengas tu corazón fuerte y sano.

✔️ Controla el tamaño de las porciones
Usa un plato o tazón pequeño como ayuda para controlar las porciones. Come porciones más grandes de alimentos bajos en calorías y ricos en nutrientes, como las frutas y los vegetales, y porciones más pequeñas de alimentos con alto contenido de calorías y de sodio, como las comidas rápidas, refinadas o procesadas. Con esta estrategia podrás poner en forma la dieta, el corazón y la cintura.

✔️ Come más vegetales y frutas
Incorporar vegetales y frutas a tu dieta puede ser fácil. Mantén los vegetales lavados y cortados en el refrigerador y coloca las frutas en un recipiente en la cocina para que recuerdes comerlas.

✔️ Elige cereales integrales
Los cereales integrales son una buena fuente de fibra y de otros nutrientes que cumplen un papel importante en la regulación de la presión arterial y en la salud del corazón. Para aumentar la cantidad de cereales integrales en una dieta saludable para el corazón, sustituye los productos de granos refinados. O bien, aventúrate y prueba un cereal integral diferente, como la quinua o la cebada.

✔️  Elige fuentes de proteínas con bajo contenido de grasa
Las carnes de res, ave y pescado magras, los productos lácteos con bajo contenido de grasa y los huevos son las mejores fuentes de proteínas. El pescado es otra excelente alternativa para reemplazar las carnes con alto contenido de grasa. Y ciertos tipos de pescado tienen alto contenido de ácidos grasos omega-3, que pueden reducir las grasas en sangre llamadas «triglicéridos». Los pescados con mayor cantidad de ácidos grasos omega-3 son los de agua fría, como el salmón, la caballa y el arenque. Otras fuentes son las semillas de lino, las nueces, la soja y el aceite de canola.

✔️ Reduce el sodio en tus comidas
Si bien agregarle menos sal a la comida cuando ya está servida o mientras la cocinas es un buen primer paso, la mayor parte de la sal que consumes proviene de alimentos enlatados o procesados, como sopas, productos horneados y alimentos congelados.

Sigue estos consejos y recuerda que lo importante es que comas alimentos saludables la mayoría de las veces para mantener tu corazón sano y fuerte.